BLOG Restaurantes

Louis Lunch en New Haven, CT

Uno de los restaurantes más fascinantes en New Haven, CT es el Louis’ Lunch, el cual cuenta con una historia que se remonta en los años 1900, cuando el mismo dio sus inicios en la ventas de comida.

El propietario desde los comienzos del local era el señor Luis Lassen, quien cuenta que fue él quien le dio vida al restaurant cuando un día un cliente quiso obtener un almuerzo rápidamente y Luis Lassen le preparó un sándwich tostado con carne molida, desde ese momento esa receta fue una de las más populares.

POPULAR MUNDIALMENTE:

Miles de visitantes han asistido al restaurant Louis’ Lunch, y comentan que desde hace mucho tiempo atrás no solo la comida que se sirve tiene un sabor inigualable, sino también que la atención que en el mismo brindan, es sumamente esencial.

Durante los años 70, el restaurant tuvo una amenaza de demolición, por lo cual otros agentes inmobiliarios querían realizar un local que tuviese un mayor auge económico.

Ya que el restaurant tenía una gran popularidad por parte de sus clientes y amistades, los mismos lograron frenar el proceso de demolición por medio de una gran protesta en la cual se enviaron ladrillos de todos los sitios del mundo para crear un mural en reverencia al restaurant.

LA ESPECIALIDAD DE LA CASA:

En la actualidad la preparación de las recetas siguen vigentes, aunque se han realizado ciertos cambios que han facilitado las ventas en el restaurant y además ha logrado ganar una clientela orgullosa. La especialidad del local son las hamburguesas, por lo que las preparan de forma rápida y sencilla, pero con una gran entrega de los empleados que se esmeran al momento de elaborarlas para sus clientes.

TRADICIÓN “LINGO LOUIS”:

Es importante resaltar que este lugar tiene ciertas costumbres que todo visitante debe saber y que además hacen sentirte en casa. Estas tradiciones son reconocidas como las “Lingo Louis”, las mismas constan de frases al momento de realizar el pedido y el empleado ya las reconoce fácilmente e inmediatamente es capaz de solicitarlas en la cocina de acuerdo a lo que espera el cliente.

Uno de los patrones más utilizados es el “dame dos quesos, una ensalada y un abedul”, 

 

lo cual puede traducirse como “Quiero dos hamburguesas con pan medido tostado relleno con queso, tomate y cebolla, una ensalada de patatas y una cerveza de abedul”. 

 

A se me olvido, no pidas ketchup, ese aderezo no se sireve en este establecimiento. Además de es

 

te, existen muchos más ejemplos, solo hace falta que asistas al Louis’ Lunch y los 

 

conozcas.